Inciar sesión
Usuario:
Contraseña:
¿Todavía no tienes usuario? Regístrate
Cancelar
Acceder
Portal noticias
Combatientes Talibán y de DAESH
Aganistán anuncia una ofensiva contra los talibán y DAESH en el sureste del país
  • Líderes locales de Zabul (sureste) han asegurado que miles de miembros de DAESH han llegado a las localidades de Jak-e-Afghan y Naubahar para fortalecer sus posiciones
informacionsensible.com
27 de Diciembre del 2016 a las 09:21
Puntúa esta noticia:  
El director ejecutivo (primer ministro) de Afganistán, Abdulá Abdulá, ha anuncia este lunes que las fuerzas de seguridad lanzaran una ofensiva contra los talibán y el grupo yihadista DAESH en las provincias de Zabul y Ghazni (sureste).

El anuncio ha llegado durante un encuentro entre Abdulá y líderes locales de estas provincias, según ha informado el diario local 'The Afghanistan Times'. Durante el mismo, líderes locales de Zabul han asegurado que miles de miembros de DAESH han llegado a las localidades de Jak-e-Afghan y Naubahar para fortalecer sus posiciones. Asimismo, representantes de Ghazni han afirmado que tanto los talibán como DAESH han empezado a expandir sus posiciones en el distrito de Nawa.

Según los informes, los terroristas de DAESH han llegado con sus familias y están completamente equipadas con armas en punto de entrada para los insurgentes extranjeros.

Por ello, han reclamado al Gobierno que las operaciones sean lanzadas pronto para combatir a los milicianos durante la temporada de invierno, antes de que consigan aumentar su presencia de forma significativa.

El Ejército de Afganistán, junto a las fuerzas de Estados Unidos, ya ha puesto en marcha varias operaciones militares contra DAESH en Nangarhar, en un intento de frenar la actividad de los milicianos.

El aumento de las ofensivas contra los yihadistas busca frustrar la intención de DAESH, que trata de coordinar sus operaciones en Afganistán con las de sus bases en Iraq y Siria, de extender su influencia en el país.

Enfrentados en el pasado, ambos grupos radicales han dejado de lado sus grandes diferencias y han sellado una alianza de colaboración en Afganistán. De esta forma, DAESH se ha unido con el movimiento Talibán en la lucha contra las fuerzas gubernamentales en el este de Afganistán, informaba en agosto el comandante de las tropas afganas locales, Mohammad Zaman Waziri.

Según funcionarios afganos, la situación cambió hace unos meses, cuando estos dos grupos radicales acordaron dejar de luchar entre sí y unirse para librar combates contra las tropas gubernamentales, como resultado de este acuerdo, DAESH pudo avanzar desde la provincia de Nangarhar hacia el norte, a la provincia de Kunar.

La situación en Afganistán ha empeorado notablemente los últimos meses: el movimiento Talibán, que antes controlaba una parte considerable de las zonas rurales, empezó a lanzar ofensivas contra ciudades grandes; además, también aumentó la influencia de DAESH en el país.

Ambos grupos se habrían declarado la guerra mutua en enero de 2015, después de que el DAESH estableciera una filial precisamente en Khorasan,  la región que engloba Afganistán y distintas zonas aledañas de Pakistán, Irán y Asia, un "territorio" tradicionalmente talibán. El grupo terrorista iniciaba así su expansión más allá de su núcleo en Siria e Iraq. Unas diferencias que parece que ya han quedado atrás.

Misma raíz, notables diferencias entre Talibán y DAESH

DAESH es una organización panislámica, que se centra en haceruna yihad global o guerra santa contra todos sin fronteras con el fin último de establecer una única entidad política, un califato, con todos los países y territorios musulmanes. Su líder, Abu Bakr al Baghdadi, pide lealtad y fidelidad a todos los musulmanes. Entienden que sólo puede haber un califa en el mundo, por eso, la filial del DAESH en Khorasan entiende que "el otro" debe ser eliminado.

En setido contrario, para la organización de los Talibán la lucha es local, limitado al Emirato Islámico de Afganistán, al que quieren liberar de la "ocupación extranjera" y lograr que todos los foráneos se retiren. 

Si hablamos de teología también mantienen corrientes divergentes. El Talibán es un movimiento clerical conservador, leal a una escuela hanafí del islam, practicada por la mayoría de afganos sunitas. Por lo general creen en el sufismo y tienden a evitar la violencia sectaria contra los chiitasLos militantes de DAESH, por su parte, son wahabitas y salafistas, una versión más austera del islam sunita. Rechazan el sufismo y consideran a los chiitas infieles, cuyas creencias buscan eliminar. Los líderes religiosos talibanes han emitido fatuas (edictos religiosos) contra la ideología e ilegitimidad del DAESH y justificado la guerra contra estos.

Valoración de la noticia:  
(0 votos)
Tu opinión también cuenta...
@Infosensible timeline