Inciar sesión
Usuario:
Contraseña:
¿Todavía no tienes usuario? Regístrate
Cancelar
Acceder
Portal noticias
La Policía examina el solar donde se encontraron la munición y los cargadores.
Los yihadistas detenidos en Madrid dejaron piezas de un AK-47 en un descampado cercano a su vivienda
  • Escondieron cinco cargadores de kalashnikov AK-47 y 37 cartuchos para ese fusil de asalto que en algún momento reciente tuvieron en su poder
  • En uno de los vídeos, que los agentes hallaron en una tarjeta de memoria, puede verse a dos individuos con el rostro tapado en un local con la imagen de la Puerta del Sol de fondo
  • Los dos detenidos, Edrissa Ceesay Sanuwo y Samir Sennouni Mouh, de 25 y 18 años de edad, fueron enviados a prisión por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz
informacionsensible.com
31 de Diciembre del 2016 a las 13:20
Puntúa esta noticia:  

Los servicios de Información de la Policía se temen que la célula yihadista desmantelada el miércoles en la periferia de Madrid con la captura de dos de sus componentes «probablemente» sea el grupo terrorista islámico más peligroso desarticulado en España desde los atentados del 11-M en 2004.

Lo que debía haber sido una operación contra dos radicales más dedicados a hacer proselitismo en las redes sociales de la ‘guerra santa’ ha desembocado en una operación contra una «célula operativa» que había jurado lealtad al DAESH y que, además de esconder cinco cargadores de kalashnikov y 37 cartuchos para ese fusil de asalto, en algún momento reciente tuvo en su poder el AK-47, al que estaba destinada esa munición del calibre 7,62 mm.

Los dos detenidos, el español de origen gambiano Edrissa Ceesay Sanuwo y el también español de procedencia marroquí Samir Sennouni Mouh, fueron enviados ayer a prisión por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, acusados de sendos delitos de enaltecimiento del terrorismo y depósito de municiones y armas de guerra.

Ambos habían tratado no hace mucho de comprar en el mercado negro muchas más armas. En concreto, según reveló Pedraz, se habían reunido en su refugio, una chabola conocida como ‘La Caseta’ en en un parque de Valdebernardo, con un traficante de armas, al que ofrecieron 6.000 euros para comprar varios AK-47. Con esa cantidad, afirman los expertos, podrían haberse hecho con, al menos, seis de estos fusiles. Además, habían pedido a este mismo traficante que les consiguiera armas cortas y granadas.

Se trata, recordaron los agentes, de las mismas armas de guerra usadas por terroristas del Daesh en sus atentados de París contra la sala Bataclan, contra el supermercado kosher o el semanario satírico Charlie Hebdo. También esas armas fueron las preferidas por los terroristas de las células del Estado Islámico que acturaron en Bruselas.

En los vídeos, los dos entonan cánticos yihadistas y lanzas varias consignas en árabe, que estudian los expertos, ya que el audio de las grabaciones es de muy mala calidad. Los pinchazos y seguimientos a los dos detenidos han revelado, además, que ambos habían realizado también labores de captación y proselitismo en persona.

Valoración de la noticia:  
(0 votos)
Tu opinión también cuenta...
@Infosensible timeline