Inciar sesión
Usuario:
Contraseña:
¿Todavía no tienes usuario? Regístrate
Cancelar
Acceder
Portal noticias
Imagen del principal sospechoso buscado por la autoridades turcas
La policía turca identifica al terrorista de Estambul y asegura que obtuvo ayuda desde dentro del club Reina para atentar
  • La policía turca ha identificado al presunto militante del DAESH que atacó el famoso club Reina de Estambul. El sospechoso, de nombre Abdulkadir Masharipov, es nacional de Uzbekistán
  • Se han dado a conocer nuevas imágenes del interior de la discoteca en el momento del atentado
  • "Definitivamente" el terrorista recibió ayuda desde dentro del club nocturno, han afirmado fuentes de la Agencia Nacional de Inteligencia turca
informacionsensible.com
09 de Enero del 2017 a las 14:23
Puntúa esta noticia:  
La policía turca ha identificado al presunto militante del DAESH que atacó en la noche del pasado 1 de enero el famoso club Reina de Estambul. El sospechoso es nacional de Uzbekistán y su nombre, según la última información de las autoridades turcas, es Abdulkadir Masharipov.

Según las últimas informaciones publicadas por el diario local Hürriyet, una célula del DAESH instalada en la provincia turca de Konya y formada mayoritariamente por ciudadanos uzbekos proporcionó apoyo logístico a Masharipov, cuyo nombre en clave es Ebu Muhammed Horasani.

El presunto atacante sigue huido después de escapar de la discoteca Reina en la madrugada del pasado 1 de enero, cuando se celebraba en el local la noche de fin de año.

La Policía turca ha dicho que el terrorista dejó un sombrero en la escena del crimen y que las muestras de pelo y de tejidos extraídos han ayudado a revelar la verdadera identidad del atacante. 

Masharipov es acusado de matar a las 39 víctimas mortales del ataque y de herir a otras 65 personas, aunque algunos testigos han declarado a las autoridades turcas que hubo más de un atacante.

Según la investigación llevada a cabo por la Fiscalía General de Estambul, Masharipov ha estado en Turquía desde 2011. Las averiguaciones se centran ahora en las actividades que el militante del DAESH ha desarrollado en Turquía en el pasado.

Se han dado a conocer nuevas imágenes del interior de la discoteca en el momento del atentado. Según el citado diario, a la 1:20 del 1 de enero, se ve a gente corriendo aterrorizada y tratando de arrastrar a los heridos para ponerlos fuera de peligro. Otros tratan de esconderse debajo de sus mesas mientras el terrorista sigue disparando.

Alrededor de la 1:26, se ve cómo Masharipov coge un abrigo y una boina. Entonces se quita la camisa y aparece con una camiseta y unos pantalones distintos. Pasa entre la gente que yace en el suelo y después vuelve a la escena.

Llevando en la mano una granada de aturdimiento, el terrorista es visto ser pateado por alguien que intenta esconderse a la 1:27. Después, la granada de aturdimiento explota causando heridas en la mano del atacante, que se queda inmóvil en el suelo durante 10 o 15 segundos antes de salir del club.


Obtuvo ayuda desde dentro

"Definitivamente" el terrorista recibió ayuda desde dentro del club nocturno, han afirmado fuentes de la Agencia Nacional de Inteligencia turca (MIT).

"Está claro que esta persona no era un lobo solitario", ha dicho el ex jefe adjunto del MIT Cevdet Önes en entrevista para el diario Hürriyet.

Önes reconoce que ataques como este demuestran graves deficiencias en las agencias de Inteligencia y en la Policía de Turquía. "El atacante (de nochevieja) camina por las calles con una bolsa que llama la atención y aún así es capaz de llegar a Reina pasando por varios puntos de control. El trabajo de la policía y la Inteligencia son importantes, pero hay lagunas y deficiencias. Este militante fue capaz de ver esa brecha y llevar a cabo el ataque", lamenta.

El experto explica que el ataque no puede considerarse obra de una célula terrorista 'durmiente', pero que la familia y amigos con los que el terrorista está en contacto sí deben vigilarse como 'células durmientes'.

"Este fue un ataque planeado con éxito con una amplia red de cooperación a pesar de las intensas precauciones de seguridad y los trabajos de Inteligencia en Estambul. Nos enfrentamos a una estructura profesional ", asegura Önes.

El exfuncionario del MIT no duda de que las conexiones del atacante deben ser "investigadas a fondo". Además habla de las sospechas por parte de círculos políticos acerca de si el atacante era miembro de algún servicio extranjero de espionaje.

Aunque el DAESH ha reivindicado el atentado, "muchas figuras políticas tienen sospechas sobre si el atacante era miembro de un servicio extranjero. Es muy probable que se tratara de un ataque del DAESH, pero cuando se examina el crecimiento del DAESH en Oriente Medio es necesario cuestionar si hay posibles vínculos con servicios exteriores. Aunque sería erróneo decir 'este país lo hizo' antes de concretarlo", explica Önes.
Valoración de la noticia:  
(0 votos)
Tu opinión también cuenta...
@Infosensible timeline