Inciar sesión
Usuario:
Contraseña:
¿Todavía no tienes usuario? Regístrate
Cancelar
Acceder
Portal noticias
IS
Un consejero del IBEX cobra de media 39 veces más que cualquier español
  • En total, 487 cosejeros controlan las principales empresas del país eligiendo sus propios salarios. Algunos cobran sueldos que superan 236 veces el salario medio en España
  • 32 personas ocupan cargos de responsabilidad en varios de los consejos de administración del IBEX 35. 24 de ellos tienen títulos nobiliarios según los registros públicos
Rocío Campos
19 de Abril del 2013 a las 00:00
Puntúa esta noticia:  
Pablo Isla Álvarez de Tejera, presidente y consejero delegado de Inditex, cobra más de cuatro millones de euros al año, unos 307.571 euros brutos al mes. Su sueldo, como el de algunos de sus compañeros al frente de las principales empresas españolas, es 236 veces superior al de cualquier español medio (1.345,44 según el Instituto Nacional de Estadísticas). En total 478 personas, entre presidentes y consejeros, controlan las principales empresas del país; el llamado Ibex 35; un cónclave pata negra del sector financiero donde son los propios directivos los que fijan sus propios sueldos. Los datos son públicos y están a la vista de todos, pero algunos lo ponen más difícil que otros para encontrarlos.

En la actualidad, tras la salida de Bankia del ranking, el Ibex 35 está compuesto por 34 empresas entre las que se encuentran firmas como Inditex, BBVA, Dia o Mapfre. Los nombres que presiden las empresas, en algunos casos, son bastantes conocidos, pero no tanto lo que cobran. De esta forma, Florentio Pérez, el presidente del Real Madrid, percibe 2.557.000 euros anuales por su papel de consejero delegado en ACS. El sueldo se divide en 2.060.000 euros brutos, más 230.000 euros por dos planes de pensiones y una prima de seguro de vida, más 267.000 euros por pertenecer al consejo de otras filiales de la compañía. Pero no es el que más. Según los datos recabados por Información Sensible, los consejeros de las principales empresas españolas cobran de media 850.000 euros anuales. Una cifra que está 39,5 veces por encima del sueldo medio en España, cifrado en 2013 en 21.500 euros brutos anuales.

Red de relaciones

De esos 478 directivos que controlan las principales empresas españolas, hay nombres que se repiten. Es decir, hombres y mujeres que pertenecen a varias juntas de gobierno de las grandes multinacionales. Concretamente 32 personas van de reunión en reunión, de una empresa a otra, para tomar decisiones.Y con ello multiplicar su sueldo. Nombres como el del Demetrio Carceller, consejero de Sacyr y Gas Natural, Carlos Colomer, directivo de Abertis y Teleónica, José Álvaro Cuervo, miembro de ACS y Bolsa y Mercados Españoles, o Soledad Daurella, que figura en el consejo de dirección de Acciona y el Bnaco Sabadell.

Ese es el caso de Isidro Fainé Casas. Cobra 233.000 euros anuales por ser vicepresidente de Abertis. 554.000 euros por presidir Caixabank. 586.000 por ser el vicepresidente de Repsol. Y la guinda la ponen los 2.187.000 euros anules por tener la vicepresidencia de Telefónica. Todo hace un total de 3.560.000 euros al año. Mientras tanto, se mantiene abierta una investigación sobre él a raíz de una denuncia por la que el presidente de La Caixa pudo cobrar 20 millones de euros de la entidad al pasar de la dirección general a la presidencia.

En los juzgados

Entre la lista de directivos hay, además, varios nombres que han terminado en los juzgados. Antonio Brufau Niubó fue codirector de La Caixa en 1988, puesto en el que estuvo hasta 1997 cuando pasó a Gas natural. En 1995 estuvo imputado y tuvo que responder ante un juez por la concesión de un crédito de 300 millones de pesetas a Círculo Novatio, de la que era administrador el empresario Javier de la Rosa y que coincidió cuando éste salió de la cárcel tras permanecer cuatro meses encerrado por el caso Grand Tibidabo. A Brufau se le acusó de una supuesta falta de control e irregularidades en la tramitación y concesión del crédito, pero él negó todos los hechos. El caso nunca llegó a juicio. El empresario fue absuelto con anterioridad y el financiero Javier de la Rosa alcanzó un pacto con la fiscalía y aceptó un año de condena. Actualmente, Brufau es el presidente de Repsol, puesto por el que cobra 4.048.000 de euros anuales. Además, también es vicepresidente de Gas Natural por el que percibe 209.000 euros. En total, 4.257.000 euros al año. 

Sin embargo, el hombre que más repercusión ha tenido sentado en el banquillo ha sido el actual vicepresidente segundo y consejero delegado del Banco Santander. Alfredo Sáenz Abad fue condenado en 2009 a seis meses de cárcel y una multa de nueve mil euros por un delito de acusación y denuncia falsa. Los hechos se remontan a 1994 cuando era el máximo ejecutivo de Banesto. La entidad necesitaba saneamiento y decidió presentar una falsa querella por estafa contra tres empresarios. Primero le condenó la Audiencia Nacional, pero dos años después, el Tribunal Supremo le rebajó la pena a tres meses de arresto y le inhabilitó para seguir trabajando en el sector financiero. Esto incluía estar inscrito en el registro de penados y rebeldes lo que hacía perder al banquero su "honorabilidad" para ejercer su puesto, algo imprescindible para el Banco de España.

Ese mismo año, el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero le indultó imponiéndole sólo una multa de seis mil euros. Alfredo Sáenz era de nuevo libre para seguir trabajando en el Banco Santander. Esta decisión no fue del agrado del Tribunal Supremo quien hace tan sólo dos meses anuló el indulto volviendo a prohibirle ejercer al frente de Banesto o de cualquier otra entidad. Pero los hechos iban a volver a sonreírle a Sáenz, porque hace diez días, el actual gobierno de Mariano Rajoy aprobó un Real Decreto Ley para modificar la reforma bancaria. A partir de ahora, cualquier empresario que tenga antecedentes penales podría seguir ejerciendo libremente su posición en cualquier entidad financiera, siempre que el Banco de España lo permita. 

Durante el año 2011, Sáenz cobró casi 12 millones de euros, el mayor sueldo de los empresarios del Ibex 35, por su trabajo en la entidad aun pesando sobre él una condena y una inhabilitación. El Banco de España tiene la última palabra ya que mantiene abierto un expediente para decidir si permite a Sáenz seguir ejerciendo su profesión o no. 

Noble asiento

Las cifras no acaban. Del medio centenar de personas que controlan la élite mercantil en España, 24 ostentan algún título nobiliario. Carlos Espinosa de los Monteros Bernaldo de Quirós, es consejero en Inditex, puesto por el que cobra 338.000 euros al año. Su familia posee el título de Marqués de Valtierra desde 1907. Además, Espinosa de los Monteros es el Secretario de Estado del Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España, un puesto creado por decreto ley en 2012 para que España sea más visible en el exterior. 

Por otro lado, la empresa constructora FCC es la que más títulos sienta en su Consejo de Administración. Su presidenta, Esther Koplowitz Romero, condesa de Peñalver, a través de Dominum Desga S.A., quien preside la empresa, trabajo por el que cobra 153.000 euros al año. Su actual marido, Fernando Falcó, es marqués de Cubas y cobra 153.000 euros al año por ser consejero de la empresa. Las hijas de Esther, Alicia y Carmen, son respectivamente marquesa de Campo Florido desde 2003 y condesa de Peñalver desde 2006. Ambas son consejeras de la empresa a través de E.A.C Inversiones Corporativas y Dominum Dirección y Gestión S.A., por las que cada una percibe, también, 153.000 euros al año. El exministro de Exteriores Marcelino Oreja Aguirre, marqués de Oreja desde 2010, también es consejero de la constructora y recibe 151.000 euros. El presidente de la Academia de la Historia, Gonzalo Anes Álvarez-Castrillón, es marqués de Castrillón desde 2010 y por su puesto de consejero en FCC cobra 80.000 euros al año. 

Más discretos

Frente a nombres conocidos por todos figuran grandes empresarios más discretos. Ese es el caso de Demetrio Carceller Arce, presidente de la cervecera Damm, vicepresidente en Sacyr Vallehermoso, S.A. y consejero de Gas Natural, puesto por el que cobra 209.000 euros al año. Tercero en una saga de empresarios, su abuelo fue Demetrio Carceller Segura, ministro de Industria y Comercio entre 1940 y 1945 e impulsor de la fortuna familiar al crear el Banco Comercial Transatlántico que casi destruye su hijo, Demetrio Carceller Coll, al vender la entidad a finales de los ochenta al Deustche Bank. Además, en julio de 2011 la Audiencia Nacional le investigó por un presunto delito fiscal. Ahora, es su hijo quien está en primera linea en los negocios, pero fuera de los focos para los medios de comunicación.

La presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica Oriol Icaza, pertenece al consejo de administración de Indra Sistemas, S.A. y al de OHL, S.A. En total cobra 201.000 euros al año por estas dos empresas. Una empresaria y madre de familia numerosa que un día decidió invertir 600.000 de las antiguas pesetas en una empresa con 18 empleados y un cliente. A día de hoy Oriol Icaza es la única acionista de Seguriber, la firma encargada de la seguridad del Madrid Arena la noche de la fiesta de Halloween celebrada el pasado año, en la que fallecieron tres jóvenes. En la actualidad, el juez que lleva el caso mantiene imputados al inspector jefe de Seguirdad y al jefe del equipo que estaba esa noche de guardia.

Valoración de la noticia:  
(0 votos)
Tu opinión también cuenta...
@Infosensible timeline