Inciar sesión
Usuario:
Contraseña:
¿Todavía no tienes usuario? Regístrate
Cancelar
Acceder
Portal noticias
Ángel N. y Mateo, los jubilados posan junto a la foto: "No somos Villarejo" IS
Radiografía del montaje del Jefe de Asuntos Internos en el sumario del 'Pequeño Nicolás'
  • El hombre que aparece en la grabación que obra en el 'Caso Nicolay', identificado en el informe de Asuntos Internos como el comisario José Villarejo, es en realidad un jubilado de 81 años
  • Fuentes policiales señalan que se ha tratado de realizar "un montaje" para relacionar al citado mando policial con el joven acusado de estafa
  • El Jefe de Asuntos Internos, Marcelino Martín-Blas, desoyó las órdenes del Directo Adjunto Operativo, Eugenio Pino, y presentó el informe ante el juez
  • El comisario José Villarejo ha presentado una denuncia contra Martín-Blas por "fabricar pruebas falsas y tratar de coaccionarle"
informacionsensible.com
05 de Febrero del 2015 a las 07:18
Puntúa esta noticia:  

Y la verdad siempre aflora, sólo hay que esperarla. El caso del 'Pequeño Nicolás' ha puesto de nuevo en evidencia las disputas internas que hay dentro de la cúpula policial. Ayer, El Mundo se hacía eco de la denuncia del Comisario José Villarejo ante el juzgado nº 2 de Plaza de Castilla contra el Jefe de Asuntos Internos, el Comisario Marcelino Martín-Blas por "fabricar pruebas falsas". Esta denuncia está motivada, entre otras cosas, por el informe presentado por el jefe de Asuntos Internos en relación a la cita misteriosa que el 'Pequeño Nicolás' mantuvo el pasado 17 de noviembre en el Parque Santander con un individuo aún sin identificar, alegando que un peatón tenía "rasgos fisionómicos similares" a los del Comisario Villarejo. Finalmente, se ha descubierto que solo era eso lo que el mando policial denunciante compartía con la persona que aparecía en la grabación.

Y es que este jueves el diario El Mundo daba un paso más en una historia que se está revelando como un montaje, según los hechos que se van conociendo y la fuentes consultadas por este medio. La Unidad de Asuntos Internos de la Policía ha vinculado al comisario José Villarejo con el Pequeño Nicolás tras confundirlo con un jubilado que paseaba sus perros por el madrileño Parque Santander. El citado diario ha localizado al hombre al que la citada unidad identificó falsamente en su informe del pasado 12 de diciembre como "José Villarejo", comisario del Cuerpo Nacional de Policía adscrito a la Dirección Adjunta Operativa".

El falso Villarejo se llama en realidad Ángel N., alberga cierto parecido físico con el mando policial, pero es un pensionista de 81 años –20 más que Villarejo–, ex trabajador de una petrolera americana, que vive en la Glorieta de Cuatro Caminos y acude puntualmente cada día a las siete de la tarde a pasear por el Parque Santander, situado a un kilómetro escaso de su domicilio. El hijo del hombre le avisó tras la aparición del fotograma de la grabación en los medios: "Papá, sales en el periódico". Una rutina que el hombre lleva a cabo siempre con su íntimo amigo Mateo, también jubilado, y que acude al Parque Santander acompañado de sus cuatro perros. 

14230141125151

Ambos han accedido a posar para el citado periódico en el lugar exacto en el que fue captada la imagen de la polémica, que portan en sus manos. "¿Qué clase de Policía tenemos que puede cometer estos errores?", reflexionan, antes de que Ángel bromeara con la 'confusión': "me siento muy halagado porque se me ha confundido con un policía mucho más joven que yo".

INFORMACION SENSIBLE ha podido conocer de fuentes policiales algunos detalles de la elaboración del falso informe.


Una imputación maliciosa

Según las fuentes consultadas, en primer lugar se "fabricó" un informe-borrador donde se apuntaba que el sujeto del chándal y capucha que se citó con el joven Nicolás era el Comisario Villarejo. Esto no prosperó porque en esa cita misteriosa había unos testigos de excepción: los periodistas del diario El Mundo Eduardo Inda y Esteban Urreitzieta, que presenciaron en primera línea los hechos. Estos periodistas negaron en todo momento que el personaje misterioso del chándal fuera el Comisario Villarejo.

A la vista de este inconveniente, la versión fue modificada y se volvieron a visionar exhaustivamente las imágenes del citado parque durante varios días, antes y después del 17 de noviembre. Fue entonces cuando, según las mismas fuentes, se observó que a la misma hora aproximadamente, todos los días, una persona que cojeaba ligeramente paseaba al lado de otra de edad similar y que paseaba varios perros.

El hecho de cojear y e comentario incluido, totalmente contrario a la intimidad, indicando que el hombre cojeaba igual que el Comisario Villarejo por una operación de espalda, era la excusa perfecta para afirmar que "se presume que pueda tratarse de la misma persona".

Tal y como relatan fuentes conocedoras de la situación, la evidencia de que se trata de un montaje es que en el informe se obvió referir que el identificado como Comisario Villarejo paseaba todos los días a la misma hora con su amigo y los perros de su amigo. Más aún, aunque el metraje de la filmación se aprecia que son dos las personas que pasean, usaron solo una instantánea donde el amigo de los perros está ligeramente separado del “falso Comisario”.


Corta y pega


Lo más grave aún, es que "después de tanto corta y pega", al mostrar el resultado a su responsable directo, el Director Adjunto Operativo Eugenio Pino, un policía avezado y de larga trayectoria operativa, éste detectó enseguida que se trataba de un montaje y advirtió al Comisario Marcelino Martín-Blas que no se le ocurriera presentarlo ante el juez instructor del caso del 'Pequeño Nicolás', Arturo Zamarriego.

A pesar de las advertencias y de las órdenes directas de su superior, el Comisario de Asuntos Internos mantuvo el informe porque necesitaba justificar la falsa relación entre Francisco Nicolás y el Comisario Villarejo. 

Tal y como hoy publica El Mundo, todo el montaje se ha venido abajo, cuando el “falso Comisario” se ha presentado en la redacción alegando no dar crédito a que apareciera su cara en un informe, confundido con un mando policial veinte años más joven.

Difícil explicación tiene ahora el Comisario Martín-Blas ante el juez para explicar que se trató de un simple error de apreciación… porque entonces, ¿dónde está la relación entre el Comisario Villarejo y Francisco Nicolás?

Denuncia

Esta falsa identificación ha llevado al comisario Villarejo a interponer una denuncia contra Martín-Blas por "fabricar pruebas falsas". En dicha denuncia acusa al responsable de Asuntos Internos de haberle incluido en el sumario del Pequeño Nicolás a sabiendas de que no tiene ninguna vinculación con él y revela que la única motivación que ha llevado al jefe de Asuntos Internos a actuar de este modo ha sido la de "coaccionarle".

 Según agrega Villarejo en su denuncia, la razón de fondo pasa por intentar evitar que siga denunciando la existencia de «trabajos secretos» que esta unidad supuestamente presta a la «Dirección del Partido Popular» y que habrían sido financiados con «fondos reservados». Según aseguran a este diario fuentes policiales solventes, Villarejo se refiere a la existencia de seguimientos a la familia Bárcenas para averiguar la documentación que obra en su poder y que no ha aportado todavía al juez.

Valoración de la noticia:  
(6 votos)
Tu opinión también cuenta...
@Infosensible timeline