Inciar sesión
Usuario:
Contraseña:
¿Todavía no tienes usuario? Regístrate
Cancelar
Acceder
Portal noticias
Sede del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).
Editorial // Las claves de la campaña contra el Comisario Villarejo
  • EDITORIAL // ¿Es más importante publicar la vida del Comisario que participó en la investigación del ático que las propias investigaciones sobre corrupciones políticas?
  • ¿A quién ha interesado que todo el mundo conozca ahora al Comisario Villarejo? ¿Y qué interés periodístico tiene que se queme la estructura empresarial de su familia?
  • A partir de ahora, ¿qué va a hacer otros medios? ¿van a seguir desvelando las estructuras empresariales de los otros casi 60 agentes encubiertos que tiene la Policia?
informacionsensible.com
09 de Marzo del 2015 a las 22:05
Puntúa esta noticia:  

En nuestro editorial de este domingo poníamos el foco en todo lo que ha rodeado el caso del ático de Ignacio González. Todas las técnicas de manipulación de masas: bulos, rumores, medias verdades, mentiras interesadas… que han tenido un elemento común: el Comisario Villarejo. A juzgar por las informaciones vertidas estos días, parece que él es el causante de todos los males que asolan a España y presumiblemente también haya tenido que ver con el preparativo del atentado de Kennedy.

Bromas aparte, ya se ha dicho de todo. Y cosas muy serias. Se le relacionó con el Sumario del caso Emperador, después que dirigía al ‘pequeño Nicolás’, luego que era uno de los policías que pasaba información al indio Varma, más tarde que prácticamente ayudó a apuñalar a una médico junto con un amigo del Rey y como maldad de todas las maldades, que había grabado una “ilegal” reunión para chantajear al entonces Vicepresidente de la Comunidad de Madrid.

Es curioso que un Comisario que durante más de veinte años ha realizado unas labores discretas y reservadas como agente encubierto, con una red de colaboradores infiltrada por todo el mundo y aportando información de los delitos más graves -como tráfico de armas, tráfico de drogas, trata, así como el blanqueo de capitales procedente de estos delitos, corrupción política y por supuesto terrorismo en todas sus modalidades- sea ahora expuesto y en un momento determinado sea conocida su identidad y lo que es más grave, en breve se publicarán todos los nombres de su familia, así como la estructura empresarial familiar que se ha labrado durante los diez años que estuvo excedente, unos medios que, cuando volvió en una situación especial en 1993, puso al servicio del Estado.

Pero, ¿a quién ha interesado que todo el mundo conozca ahora al Comisario Villarejo? ¿Y qué interés periodístico tiene que se queme la estructura empresarial de la familia del Comisario? Habría que preguntárselo a los periodistas que lo van a publicar.

Al final la verdad, por mucho que se intente retorcer, solo tiene un camino. A buen seguro que, tal y como ya le comentó el Comisario Villarejo al en otra hora amigo y 'compañero amable', el periodista Fernando Lázaro, cuando le dijo que salvo que le aplicaran el mismo tratamiento que al Fiscal de Argentina, seguiría hasta el final persiguiendo a los delincuentes, fueran del signo político que fueran y sin detenerse en su labor por muy importante que sea el delincuente investigado.

Desgranando las supuestas 'tramas' 

Caso Emperador. Resulta que un hijo del Comisario con una empresa de ambientadores, llama a un ciudadano chino para preguntar si conoce a un fabricante de esos productos en China y que no le engañe en el precio. ¿Tiene relevancia esto como para incluirlo en un Sumario por parte de Asuntos Internos? ¿O será para presionar a su Padre para que deje de informar de unas coacciones que una agente del CNI ha hecho a un encartado en esa causa para que cambie su testimonio y acuse al Comisario de Barajas? ¿O será porque reprocha a su colega Marcelino Martín Blas que emplee a Asuntos Internos para acosar a los policías de la UDEF que están investigando corrupciones políticas como la Gürtel?

Esa llamada del hijo de Villarejo es toda la tan cacareada vinculación de su nombre en ese Sumario, que repiten periodistas como Lázaro, Olmo, López… ¿poco serio no?

Por otro lado, la vinculación del Comisario con el Caso del 'pequeño Nicolás' ya ha quedado suficientemente acreditada por el ridículo que el Comisario Marcelino Martin Blas y su acólito Ruben, el inspector agudo, que supo ver en un jubilado de 81 años a Villarejo porque andaba igual que él solo porque estaba operado de la espalda. ¿Quien le contó eso a ese policía de tan fino olfato, expulsado por cierto de la UDEF por filtrar información?

A la derecha, el jubilado con el que Asuntos Internos 'confundió' al Comisario.


Más tarde, las declaraciones en sede judicial del propio imputado Francisco Nicolás, dejan claro que fue este filtrador de sumarios secretos quien le convenció de que mencionara el nombre Villarejo aunque no había hablado en su vida con él y solo le conocía por el comentario que en su día le hiciera el delincuente Javier de la Rosa, condenado en su momento por el caso KIO. Pero pocos medios han recogido este testimonio, solo que ha pedido que declare el Comisario, circunstancia que seguro va a dar a más de uno un dolor de cabeza.´

Estos hechos están denunciados ante el Director General de la Policía y confirmados en sede Judicial, estando pendiente de declarar en breve ante el Juzgado nº 2.

Seguimos. La intención maliciosa de vincular a este Comisario con el ciudadano indio Varma no tiene desperdicio.  La relación del Comisario con Varma se limitó a estar con él una vez porque quería denunciar que unos abogados y unos policías le estaban chantajeando. En ese encuentro, el comisario - en presencia de Varma - hizo una llamada a Marcelino Martín Blas para que verificara si lo que alegaba el denunciante era verdad y para entregarle en mano días después una denuncia de dicho ciudadano indio.

Todo el cúmulo de nuevas ilegalidades y falsificación de pruebas que a partir de ello hizo el Comisario Marcelino de nuevo fueron denunciadas ante el Director General de la Policía y se supone que, dada la gravedad de lo relatado, a buen seguro se estará como mínimo comprobando la veracidad de las mismas.

Caso del presunto acoso sexual a la dermatóloga. Sobre su participación en el affaire de la médico y el amigo del Rey, el Comisario en cuestión se limitó a aconsejar al acosado que denunciara los hechos. Se olvidó del asunto y meses después el abogado de la interfecta, pidió una entrevista con el Comisario para que diera un mensaje al denunciante de que si retiraba la denuncia ella también lo haría sobre los supuestos pinchazos recibidos. Ni que decir tiene que no transmitió tal mensaje porque ni recordaba al personaje. Curiosamente, el abogado en cuestión acaba de abandonar la defensa porque ha descubierto que su cliente le había mentido y utilizado para montar el circo mediático ya conocido. Esto es una primicia.

Con relación a este asunto, el Comisario Villarejo se personó hace unos días en el Juzgado que lleva el caso y no le permitieron que declarase ni le dieron ninguna opción de explicarse: se ha limitado a ponerse a disposición de su Señoría, teniendo la impresión de que en un magnífico trabajo de la Guardia Civil queda claro que la doctora se mandaba los mensajes para avalar sus falsedades.

Caso ático de Ignacio González. Y por último, respecto al tema de Ignacio González, no cabe más comentario de que su defensa es sencillamente patética y que su reiterada calificación de investigación ilegal tiene la fuerza de los argumentos que expone cuando justifica la compra en 2008 del ático por parte de tres indigentes al frente de los cuales está Rudy Valner, el testaferro de Enrique Cerezo, ya conocido como el Comandante de la GC.

Que no se pueda comprobar por la policía la información sobre el origen ilícito del dinero empleado en una compra de un inmueble que disfruta un político, es algo como decir que los áticos tienen aforamiento y son intocables. Y si no llega a ser por los intentos de boicotear la investigación, valientemente sorteados, primero por el Comisario de Marbella, después por la UDEF y finalmente denunciados por el SUP, no se habría conocido quien mandó el dinero a Valner para que a su vez, en nombre de los indigentes comprara un ático y se lo cediera amablemente al político.


La visita de los 'hombres de negro'

El último de estos episodios es la visita de los 'hombres de negro' al Comisario. También primicia.

El jueves pasado, Villarejo recibió el aviso de un “bienintencionado amigo” del CNI que le anunció que por la tarde iba a ver a un emisario que le iba a transmitir que se haría pública su vida privada, familiar así como las empresas familiares… salvo que se abstuviera de seguir indagando en ciertas cuestiones delicadas.

Por la tarde recibió la visita de dos periodistas de El País, uno de ellos Javier Ayuso, en otro tiempo Jefe de Prensa de la Casa Real, quien le mostró una serie de papeles que recogían los nombres de las empresas familiares y el argumento de que le parecía extraño que un policía, aunque estuviera diez años de excedencia y al volver siguiera ayudando a sus hijos a mantener el patrimonio familiar, era demasiado patrimonio en tan solo treinta años y que eso era sospechoso.

Justo antes de terminar estas líneas, de nuevo el tal Ayuso se pone en contacto con el Comisario: "sale en portada, lo siento". Villarejo le pregunta: Ayuso, ¿lo haces como periodista o como emisario del CNI? El viejo periodista o agente encubierto de 'la Casa' no supo contestar (silencio) para después decir tiene un gran interés periodístico conocer su vida privada. En Comisario zanja la conversación diciéndole que en cualquier país civilizado el descubrir la identidad de un agente encubierto y poner en riesgo su red de colaboradores se consideraría traición. Pero aquí la frivolidad y el morbo puede a la lógica y al sentido común.

Es curioso cómo al peligroso Comisario nadie le tiene miedo, todo el mundo le insulta, insinuando las cloacas, el hedor… el que algunos sienten por tener su ropa interior algo manchada y claro… al final su propio olor termina por afectarle… Es un poco raro que nadie se preocupe de las graves represalias…¡Dios!, como venga el Comisario Oscuro…¡prepararos todos!

Coincidencias de esta campaña contra Villarejo. Meses atrás el Comisario denunció un par de asuntos muy espinosos. Por un lado, el dinero de los fondos reservados que un servicio de inteligencia ha perdido durante el camino para pagar el rescate de unos periodistas y, por otro, que una tal Corina quiera denunciar en el Reino de España las amenazas que un sujeto -al que llama 'el Troll'- le ha infringido a ella y a sus hijos, salvo que vuelva a los brazos del Señor.

Las cloacas…que vienen las cloacas… a buen seguro que las ratas deben de empezar a esconderse. Hay Comisarios que no desfallecen afortunadamente para la ciudadanía que espera de este país algo más que 'campañitas' de prensa, dirigidas por aves con PICÓ (con acento) de escaso recorrido… y se verá.

¿Es más importante publicar la vida del Comisario que participó en la investigación del ático que las investigaciones sobre corrupciones políticas?. Si ello es así, determinados colegas se lo deberían hacer mirar.

Porque, a partir de ahora, ¿qué va a hacer otros medios? ¿van a seguir desvelando las estructuras empresariales de los otros casi 60 agentes encubiertos que tiene la Policía?

Valoración de la noticia:  
(43 votos)
Tu opinión también cuenta...
@Infosensible timeline