Inciar sesión
Usuario:
Contraseña:
¿Todavía no tienes usuario? Regístrate
Cancelar
Acceder
Portal noticias
Federico Jiménez Losantos YOUTUBE
El comisario Villarejo pide a Losantos que rectifique sus mentiras
EDITORIAL
15 de Marzo del 2016 a las 12:33
Puntúa esta noticia:  
El comisario del Cuerpo Nacional de Policía, José Villarejo, ha ejercitado su Derecho de rectificación contra el medio Libertad Digital y el locutor Federico Jiménez Losantos por las afirmaciones vertidas por el mismo el pasado 11 de marzo de 2016 en el espacio "Doce años del 11-M", difundido en el programa "Es la mañana de Federico".

Unas informaciones que, afirma el comisario, dañan gravemente su honor y su imagen y por ello, al margen de exigir este derecho, se reserva la posibilidad de ejercer las acciones legales oportunas.

Pide que la siguiente carta sea íntegramente publicada como rectificación a la noticia incluida en su web y que además sea leída en el espacio del señor Federico Jiménez Losantos, además de pedir disculpas y abstenerse de seguir publicando noticias falsas.


ESCRITO POR DERECHO RECTIFICACION

Sr, Director y/o lo que sea

En virtud del Derecho de Rectificación que me asiste y sin perjuicio de las acciones judiciales que me correspondan, le envío el presente escrito, en su condición de Director y/o Socio mayoritario y/o Propietario de los medios de comunicación  Libertad Digital y EsRadio.

De manera reiterada viene usted vertiendo mentiras y calumnias, que no por tanto repetir se van a hacer verdad y como quiera, que a pesar de las demandas interpuestas contra usted, sigue con su conducta de inventar patrañas contra mi persona, me veo en el derecho de pedirle que rectifique, publicando el presente escrito para que sus lectores y/o oyentes, por fin tenga la oportunidad de conocer mi versión, derecho que hasta el día de hoy me ha negado.

Es rotundamente falso y usted lo sabe y miente intencionadamente, que le llamara a su casa a las 11 de la noche, a un teléfono solo conocido por pocos y para amenazarle, porque estaba acusando al empresario Lopez Madrid.

No le llamé a las 11, sino a las 9 de la noche, no le llamé a su casa sino a un teléfono móvil que me facilitó uno de sus tertulianos, de secreto nada y mi llamada fue totalmente correcta, solo para aclararle mi nula intervención en la inventada puñalada de la dermatóloga sicópata.

Cuantas veces habló usted de dicho empresario me importaba y me importa una higa, le llamé porque estaba usted mintiendo y calumniándome a mí y por eso y solo por eso le llamé. Y usted lo sabe…y por eso no ha sacado la grabación que dice que tiene de mi charla con su guardaespaldas, porque fue él quien me devolvió la llamada y no usted, que por lo visto, no podía, porque el miedo le hizo atragantar su sabrosa cena de acelgas

A todos y cada uno de los periodistas que llamé con el mismo fin, entendieron que por mi derecho de rectificación era lo más normal que me pusiera en contacto con ellos y aclarara que se trataba de una patraña inventada por una mente perturbada, que pretendía engañar al estado de Derecho, como así ha quedado judicialmente acreditado estos días.

Es rotundamente falso y usted lo sabe y miente intencionadamente, que yo trabaje a las órdenes del empresario Lopez Madrid. Me limité a aconsejarle que presentara una denuncia por acoso contra la dermatóloga sicópata, que como no le costó nada, no hizo caso y solo cuando supo que la desequilibrada había empezado con su cadena de denuncias absurdas, se dio cuenta de que tenía que haberme hecho caso al principio de ser acosado y no ignorar lo que por mi humilde experiencia le recomendé.

Nunca he tenido relación profesional de ningún tipo, menos aún remunerada, ni con dicho empresario ni con nadie de su entorno, ni por supuesto con el Grupo OHL. Y usted lo sabe.

La obsesión enfermiza que usted ha adoptado hacia mi persona, aparte de que se estudia con rigor en escenarios clínicos, tiene una clara descripción en los manuales de criminología.

Usted no se comportó como periodista, que no solo no se hubiera sentido amenazado por mi llamada, sino que hubiera oído mi versión y si hubiera tenido el mínimo instinto de sabueso de prensa, hubiera intentado conseguir alguna información complementaria de interés.

En lugar de ello, se comportó con la misma actitud de pánico que adoptan los delincuentes cuando sienten cerca a la policía y temen ser descubiertos. Posiblemente le traicionó su viejo instinto de militante creo de la Liga Comunista Revolucionaria-Eta VI Asamblea, donde creo que militó o tal vez, volvió a sentir el miedo que sufrió cuando recibió el aviso en la rodilla, que según dicen, yo no lo sé, fue por quedarse con la caja de la banda donde militaba.

Como verá, es muy fácil generar rumorología con cualquier excusa, en este caso, por la muy sorprendente indulgencia con que se comportaron unos terroristas, que lejos de tirar a matar, como hicieron contra alguno de nosotros, se limitaron a un escarmiento, digno más bien de delincuentes comunes, que discuten entre sí por el reparto del botín.

El comisario al que usted se empeña en denigrar, sí ha trabajado en los grupos antiterroristas, sí ha participado en tiroteos donde han resultado muertos y sí ha tenido graves secuelas como consecuencia del trabajo desempeñado, siempre operativo, nunca en un cómodo despacho como usted, que solo sabe jugar a imaginario héroe de cartón-piedra.

Con las últimas de sus fechorías, la de colgar un video donde me calumnia y me señala como autor de la filtración de los mensajes de texto, supuestamente intercambiados entre el empresario López Madrid y los Reyes de España y su escrito-bodrio del domingo en Libertad Digital, donde me tilda, sin mencionar mi nombre, como comisario de alquiler, usted ha conseguido algo que yo al final voy a tener que le agradecerle.

Por un lado ha estimulado mi interés a medios panfletarios como los que usted maneja, a los que a partir de ahora voy a usar como risoterapia para relajarme y lo más interesante, ha conseguido llamar mi atención hacia usted, por lo que al disponer pronto de tiempo, en mi condición de próximo jubilado, voy a dedicar algo de mis horas de descanso para hacer lo que hice toda mi vida, colaborar con la Justicia, desenmascarando a los delincuentes. Y si lee usted las noticias que últimamente se vienen publicando, verá que no se me da demasiado mal.

Y como estoy convencido de que quien se comporta como usted, de calumniador y matón de medio pelo, que amenaza todos los días, con el efímero privilegio que cree que le da su alcachofa y su verbo de charlatán de mercadillo, voy a dedicarme a recoger los testimonios de las personas que se atrevan a denunciar las amenazas que usted hace para conseguir dinero, publicidad o privilegios que cree merecer… “porque usted lo vale todo y nadie se lo reconoce”.

Si no que se lo digan a PP, que tuvo Bárcenas que meter dinero a toda prisa para que no sacara los trapos sucios que decía tener, dejaron de pagar y vuelta a atacar a Rajoy. O el apoyo al ex presidente de la Comunidad de Madrid; que se prepare Cifuentes como no siga con el riego descarado que recibía de su antecesor.

O los curas, que usted tanto denigra ahora, dejaron de darle un trato privilegiado y más dinero ante las amenazas de casos de abusos que decía tener… y claro, ahora a soportar sus ataques.

Y tantos y tantos sufridores, que o pagan o a calumniar. Me da la impresión que el Presidente de OHL, con cierta fama de tacaño, no ha debido de atender las sugerencias de que inserte publicidad o pague cash, como a usted le gusta recibir de los chantajeados…

Invito a cualquier victima de usted a que me denuncie a mí, que yo si atenderé sin dudar.

Y aunque ya he recibido alguna, que ya estoy investigando, animo a todos los demás a que lo hagan sin miedo, prometo preservar su identidad y solo judicializar las denuncias cuando como siempre, consiga las pruebas, que usted trata habitualmente de esconder.

No espero que se comporte como un periodista y publique esta carta de rectificación, más bien se seguirá tentado a seguir con su campaña de calumnias y mentiras, que sin duda van a incentivar mi estímulo para desenmascararlo, al tiempo que me mantendrá en la memoria, al menos, la de sus seguidores y así podré plantearme escribir y esta vez sí, rentabilizar algunas de mis experiencias vividas.

Siento decepcionarle si no le menciono a usted en ellas, no le veo con talla suficiente, por supuesto ni ética ni moral, de la otra ni usted ni yo tenemos la culpa. A veces la naturaleza es cruel y proporciona un envase más pequeño, que las expectativas que uno cree merecer.

Y espero que no se ofenda, si una vez liberado de mis obligaciones policiales, cada vez que coincida con usted, en algún restaurante o algún jueves en la sala VIPS de Atocha, no sea prudente como hasta ahora y a viva voz le indique al resto de los presentes, cual es su verdadera catadura, la que intenta ocultar con su falsa apariencia de vengador impenitente.

Entre los que trabajamos en inteligencia operativa, a determinados sujetos que actúan como usted le solemos definir como BVB (bobos vende burras). Al igual que no termino de creerme lo de la caja de su banda, tampoco le tengo por bobo del todo, ellos no tiene mala intención.

Que pase un buen día.

Jose M. Villarejo

Comisario del CNP

Valoración de la noticia:  
(1 votos)
Tu opinión también cuenta...
@Infosensible timeline